Colours

Montones y montones de colores brillantes

Una visita a la tienda de manualidades puede ser una verdadera experiencia. La gama de materiales es increíble: ¡hay tantas cosas, tantas telas y tantos colores! Todo esto despierta la creatividad y las ganas de ponerse a trabajar para crear algo nuevo. De todos modos, antes de que vayas de compras a lo grande, nos gustaría darte un pequeño consejo: si estás haciendo manualidades con niños, sólo necesitarás tres tipos de pinturas. Tu elección depende de la edad del niño y de su capacidad.

Dactilopintura para los más pequeños

"Pintar con los dedos" es una técnica muy popular entre los más pequeños, ya que a pesar de tener dificultades para usar bien un lápiz o un pincel, les encanta expresarse con pintura de dedos. Pueden pintar con los dedos y estampar con las manos.

 

Pero no te preocupes, incluso si se les ocurre lamerse los dedos, la mayoría sólo lo hacen una vez, ya que la pintura lleva aditivos amargos precisamente para que tenga un sabor desagradable.

Además de agua, la dactilopintura lleva colorantes, tintas, espesantes, humectantes, conservantes, emulsionantes y aditivos amargos.

 

Aprende cómo se hacen los colores usando acuarelas

Las acuarelas permiten a los niños crear tanto colores opacos como translúcidos. Depende de la cantidad de agua que les añadas. Además de dibujar y pintar, con las acuarelas los niños también pueden aprende cómo funciona la rueda cromática. ¿Qué pasa si mezclo rojo y azul? ¿Qué color se puede conseguir si mezclo amarillo y azul? No hay otras pinturas mejores que las acuarelas para experimentar creando colores.

Y si te manchas sin querer, son muy fáciles de lavar.

La pintura acrílica: ideal para pintar madera

"Las pinturas acrílicas y los barnices" se pueden diluir con agua. Si se secan, forman una película impermeable. La pintura acrílica normalmente se vende en acabados mate, pero el barniz se puede encontrar en mate, semimate y satinado.

El barniz acrílico es tan fuerte que una vez seco no se puede rascar. La pintura acrílica, por otro lado, es menos resistente. El barniz acrílico es mucho más recomendable para la madera que otro tipo de barniz o laca. La madera, por supuesto, es un material “vivo”: se expande con el calor y se contrae con el frío. Las pinturas o barnices normales no son recomendables. ¡Y no olvides aclarar los pinceles con agua cuando hayas terminado!